lunes, 13 de junio de 2011

Liderazgo, identidad, cohesión y objetivos de grupo

Liderazgo, Identidad, cohesión y objetivos de grupo





            El rol del líder es uno de los más importantes en cuanto se asocia con ciertas posiciones en la estructura del grupo, donde algunos integrantes suelen destacar por su iniciativa, imaginación y creatividad. Algunos autores definen al líder como la persona capaz de guiar al grupo hacia sus metas. Johannot[1], menciona que el líder tiene un don especial que le permite captar lo que sus camaradas piensan y desean; descubre la manera de satisfacer sus aspiraciones; los líderes comprenden con mayor rapidez y perfección que otros lo que la situación dada exige del grupo al que pertenecen y saben convencer a los demás para que se entreguen a realizar su parte.

            El puesto y la tarea del líder dentro del grupo son múltiples, entre ellas destacan:

            a) Respetar los procesos de cada uno de los miembros del grupo.

            b) Alentar, impulsar, motivar a la participación de todos. Ninguno de los integrantes del grupo le ha de resultar indiferente al líder.

            c) Las relaciones de comunicación de tipo dialógico, simétrico y libre han de ser así, un factor clave para la cohesión y organización del grupo y para el dinamismo de su acción.

            d) Evitar que el grupo se burocratice y pierda su dinamismo intenso. El grupo se expone a morir cuando sus integrantes se limitan a observar actitudes y ejecutar comportamientos en estricta y dócil sumisión a las órdenes del jefe.

            e) Impedir que el grupo pierda espontaneidad, frescura y creatividad.

            Finalmente, el líder mueve al grupo y lo acompaña en determinada dirección para lograr el objetivo o meta.

            Es importante mencionar que cada grupo tiene sus propios objetivos según las necesidades de sus integrantes, mismos que le dan identidad, ya que a partir de la integración de las aportaciones de sus miembros, el grupo va aprendiendo a caminar. La acción de todos es indispensable pues cada miembro tiene un puesto y una tarea que realizar, lo que ya revisamos se denomina como rol.

            Cualquier grupo requiere sostenerse de un mínimo de cohesión interna, ésta le es dada por la participación de cada uno de sus miembros, misma que tiene como instrumento básico la comunicación. Si dentro del grupo no hay comunicación ni participación tiende a desaparecer. Cuanto mayor es la cohesión, mayor será la necesidad que sientan los miembros al sentirse pertenecientes y contribuyan a la permanencia en el mismo. Por lo tanto, se puede decir que si los resultados obtenidos por permanecer en el grupo son satisfactorios, entonces el individuo se sentirá más atraído al grupo. Si todos los integrantes están en esta situación la cohesión grupal será muy elevada.

            La cohesión se manifiesta en la atmósfera del grupo, en la cooperatividad y, en general, en las relaciones y forma de interactuar de los miembros.

Generalmente en un grupo cohesivo el grado de antipatías y de fricciones entre los integrantes es bajo. En el caso de los grupos donde existe un líder, éste es determinante para la cohesión, viéndose favorecida por la identificación de los miembros con el líder.

A partir de las dos lecturas anteriores (lectura remedial, roles y liderazgo) elabora un mapa conceptual con los términos  revisados hasta el momento, así como sus relaciones. Recuerda que un mapa conceptual se caracteriza por ser un esquema que representa conceptos, mismos que están unidos por ligas que emplean palabras que unen  los mismos conceptos de manera jerárquica.



[1] GONZÁLEZ, Interacción grupal, p. 48

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada